Etiquetas

, , , , , , ,

40alEuPl.jpg

¿Quién no ha tenido alguna vez un sentimiento persistente de disgusto o enfado hacia alguien por considerarlo causante de cierta ofensa o daño sufrido? En otras palabras, ¿quién no ha sentido resentimiento?

El resentimiento es un sentimiento que enquistado y agravado puede acabar produciendo rencor. Estas sensaciones pueden causar desde una ligera molestia temporal a un profundo malestar que puede dificultar o imposibilitar las relaciones con el ofensor. Es una venganza atenuada, que si quiere herir, no es precisamente para mortificar o perjudicar, sino para lograr el gusto de la satisfacción o el control.

Este sentimiento posee uno de los filtros más poderosos de la mente humana, es una emoción tan fuerte que puede hacer que desvirtuemos en su totalidad a otra persona, observando sólo sus aspectos y conductas negativas y no dejando espacio para una visión global de sus características.

¿Cuántas veces hemos hablado desde el rencor? ¿Cuántas personas que conocemos han desvariado contra sus parejas y luego han seguido con ellas como si nada? Cuando el filtro del resentimiento desaparece o cambia podemos ver a las personas tal y como son.

Cuando el resentimiento prima en nuestras emociones, sólo nos fijaremos en los aspectos negativos de la persona a la que consideramos causante de nuestro dolor, sesgando lo positivo y haciendo hincapié en sus características perjudiciales.

Resentimiento

Todos hemos sentido resentimiento o rencor, equivocadamente o no, y esos sentimientos nos han llevándonos a experimentar emociones negativas y un malestar hermético.

Pero de repente el filtro del resentimiento cambia, por el tiempo o porque no hay espacio para las emociones que nos distorsionan, y es entonces cuando podemos ver que hemos juzgado desde el resentimiento a personas tan humanas como nosotros mismos.

Sólo al rechazar estas emociones básicas y dañinas podemos quedarnos con lo real de las personas y con lo positivo que te han aportado, porque tan real es el daño causado como el bien hecho.

La mirada reflexiva está en que el resentimiento es una consideración personal de lo que los demás nos hacen, y las consideraciones cambian dependiendo del prisma con que las miremos.

Psicología online

Aún así debemos entender el resentimiento hacia nosotros cuando no hicimos las cosas que otras personas creían que deberíamos haber hecho, también nosotros hemos creído alguna vez que los demás tenían que hacer las cosas a nuestro agrado.

Para vivir alejados del conflicto hay que cambiar el filtro del resentimiento, debido a que no hay filtro más nocivo y desvirtuador que al final termina revelándose contra uno mismo. Si tenemos que elegir algún filtro para mirar, que sea el del afecto, puede que desvirtué igual, pero os aseguro que es más productivo y os hará sentir mejor tanto a vosotros como al que miréis.

descarga

Consulta de Psicología online

Centro de Psicología Renacer colabora con:

images     logo2      logo

Centro de Psicología Renacer está en el:

 REGISTRO SANITARIO DE CENTROS DE LA JUNTA DE ANDALUCIA NICA 42965

Contacto: fatima_1908@hotmail.com Telf:  680624833 

Nº Colegiado:  AO08149