El engaño a los demás, casi siempre tiene sus raices en el engaño a nosotros mismo.

Origen: El engaño a los demás, casi siempre tiene sus raices en el engaño a nosotros mismo. Indicadores físicos de la simulación y el engaño.