Etiquetas

, , , , , , ,

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un síndrome neurológico frecuente, caracterizado por hiperactividad, impulsividad e inatención, inadecuadas para el grado de desarrollo del niño. Según el DSM-IV-TR, la prevalencia del trastorno se sitúa entre el 3 y el 7% en niños en edad escolar. Es el problema de comportamiento más común durante la infancia; constituye la enfermedad crónica más frecuente del período escolar y representa un problema complejo, debido a que aparece en edades tempranas, repercute en la vida diaria del niño y existe la probabilidad de que persista a lo largo de la vida. El TDAH coexiste frecuentemente con diferentes patologías, tales como el trastorno desafiante oposicional, alteraciones de la conducta, del afecto, la ansiedad, la dislexia y el síndrome de Gilles de la Tourette.

descarga
La alta frecuencia del TDAH en la consulta pediátrica, las variaciones en su prevalencia en diversas partes del mundo y su frecuente asociación con otras enfermedades, además de la influencia que tiene sobre el rendimiento escolar y el funcionamiento social, hacen de esta enfermedad la mayor preocupación neuroepidemiológica de la infancia. El TDAH tiene también repercusiones en el desempeño académico; sólo un 4% de quienes lo padecen alcanzan una situación profesional.
Las manifestaciones del trastorno por déficit atencional con hiperactividad (TDAH) se inicia en la infancia, antes de los siete años de edad, caracterizándose por presentar dificultades crónicas en atención, bajos niveles de concentración y organización, olvidos frecuentes, impulsividad, impedimento en controlar reacciones inmediatas o esperar su turno, interrupciones constantes a los demás, actividad motora excesiva. Estos déficits no son atribuibles a alteraciones neurológicas, sensoriales, del lenguaje o motoras graves, a retraso mental o a trastornos emocionales importantes.
La falta de flexibilidad cognitiva en el procesamiento de la información se refiere a que, a estos niños, se les dificulta pasar de un pensamiento o acción, a otro de forma rápida, repercutiendo en la organización de la información, en el procesamiento y elaboración.
Con respecto al tratamiento existe un acuerdo, casi unánime, de que los niños con TDAH no pueden tratarse con una única forma de intervención y se necesitan tratamientos que combinen diferentes técnicas y procedimientos.

dibujo-660x330.jpg
En la actualidad los tratamientos más utilizados son los combinados (medicación más terapia conductual). Son más eficaces y su efecto conjunto supera al de cada uno de ellos por separado. Los objetivos de estos tratamientos combinados son, en primer lugar, optimizar la puesta en práctica de las terapias cognitivo-conductuales, de modo que la administración inicial de psicofármacos facilite su aplicación. En segundo lugar, disminuir los costes y los efectos secundarios del tratamiento con estimulantes, en función de la suposición de que las técnicas cognitivo-conductuales pueden permitir la reducción de los fármacos y del tiempo de tratamiento.

tratamiento-hiperactividad-2.jpg

Clínica Renacer, Lucena (Córdoba). Nica 42965

Clínica Supera, Jaén.

E-mail: fatima_1908@hotmail.com Telf.:680624833

Nº Colegiado: AO08149

Psicología online