En nuestro sistema educativo y familiar se nos enseña sobre valores, culturas, normas pero poco sobre lo que sentimos, casi nadie sabe identificar lo que siente y porqué lo siente.

Origen: La inteligencia emocional. La inteligencia olvidada