Todo lo que sucede es justamente lo que necesitamos para ser felices, como bien dijo Séneca, la adversidad es ocasión de virtud.

Origen: Las mil y una cara de la realidad