Estamos tan acostumbrados a tratar con ciertos aspectos de la vida que ya lo hemos automatizado. Saber cómo formamos nuestros pensamientos nos puede ayudar a alejar conflictos internos y a mejorar nuestras relaciones con los demás.

Origen: ¿Cómo pensamos? Ser más racional o más emotivo determina la manera en la que vemos el mundo