a través de Nunca nadie te ha hecho daño, excepto tú.