Una solución posible para que la #prensa no sea tan exageradamente #segada sería que los lectores dejáramos de cometer los mismo errores. Somos nosotros quién debemos de dejar de adular a la prensa que sesga a nuestro favor y de demonizar a la prensa que no entra dentro de lo que atribuimos como correcto. A través de El sesgo mediático. ¿Es posible un periodismo no segado?