La terapia de aceptación y compromiso (ACT) es una terapia relativamente nueva que se utiliza principalmente en personas que tienden a evitar de forma desadaptativa situaciones que producen malestar, lo que se conoce como evitación experiencial. A través de Terapia de Aceptación y Compromiso y sus metáforas terapéuticas